A la mujer, ni con el pétalo de una rosa.

Columna - De Taquito con Marino

Por: Marino Millán - @marinomillan

Comienza un nuevo reto para el fútbol colombiano, nada menos que la Liga Profesional de Fútbol Femenino que no me cabe la menor duda será un éxito.

Confieso que siempre fui escéptico en tal sentido y no por una conducta machista, simplemente porque me pareció un deporte rudo para las mujeres por ser un deporte de contacto, donde el balón entraña un enorme peligro en zonas del cuerpo como los senos, más ahora cuando el cáncer de mamas prolifera en especial por los impactos. Me agradaba mucho más verlas practicando tenis, voleibol, natación, golf o básquet donde lucen esplendorosas.

Bien dicen que el tiempo se encarga de todo y el paso del mismo me fue mostrando una destreza en el manejo de la pelota bien envidiable por muchos del sexo opuesto. El espíritu de lucha que Dios les dio desde el día de la creación y esa honestidad que se demuestra cuando van tan poco al piso simulando lesiones para engañar al árbitro y si el fútbol masculino ha llevado a tantas mujeres a los estadios por ver sus “churros” pues nos llegó la hora a nosotros, porque a decir verdad se ve cada beldad en la cancha o recordemos los Olímpicos de Rio de Janeiro.

Serán 18 los equipos que iniciaran el evento con la seguridad de que se sumaran muchos más en la medida en que los medios de comunicación difundan su importancia. Solo esperamos que directivos y técnicos no comiencen a implementar las mañas de los hombres y los misterios que hoy rodean al fútbol masculino, como esconder los equipos, no permitir ver las prácticas o restringir entrevistas.

Que los burdos y procaces de las redes sociales no se olviden que son hijos de una mujer y las respeten así sean rivales de su equipo.

POR LO MANOS ASÍ LO VEO YO.

Encuentre todos los lunes la columna De Taquito con Marino en la revista Fanáticos Q' del periódico Q'hubo Cali