Banderillas negras para “Pedrito de Portugal”

Columna - De Taquito con Marino
Por: Marino Millán - @marinomillan

Los resultados mandan en el fútbol universal y los mismos, siempre estarán ligados a la forma de juego, no en vano existen los directores técnicos.

 Son ellos quienes seleccionan los jugadores, preparan junto a sus colaboradores la parte físico-atlética del plantel y disponen la idea de juego. Entrenan la aplicación táctica e instruyen al jugador sobre la estrategia para cada juego, de acuerdo con lo analizado y estudiado del rival.

pedritodeportugal

 Foto: americadecali.co

Lo enumerado no es tarea fácil y no hemos hablado del manejo grupal, vital en un equipo de fútbol, donde los egos de los futbolistas conllevan en muchas ocasiones a los famosos conflictos internos. De ahí que ese conductor, debe gozar de experiencia, conocimiento, credibilidad y autoridad ante sus dirigidos.

Lo acontecido con Petardito de Portugal, perdón, qué pena, estos correctores ortográficos; “Pedrito de Portugal”, se esperaba y más temprano que tarde. Si bien América hoy está agobiado desde lo económico, si no goza en propiedad de una sede campestre, administrativa, canchas de entreno, etc. Se trata de un equipo con títulos, protagonista en eventos internacionales, con historia y con una hinchada numerosa y exigente que, jamás se va a resignar a la mediocridad de ser un equipo de media tabla hacia abajo.

Los cinco años de permanencia en la B, fueron soportados con dignidad y respaldo total a la divisa. Pero hasta ahí, no más vergüenzas. De modo que, el invento o experimento con un cuerpo técnico desconocido e inexperto, generó este desanimo e inconformidad que, ha motivado a adelantar algo insólito en una hinchada tan fiel: ausentarse del estadio. En mis años de vida y experiencia periodística, no registro antecedente similar con ninguno de los dos equipos de la ciudad.

La directiva o Tulio Gómez si se quiere, son responsables de la contratación de Pedrito y compañía, pero la pobreza futbolística del equipo, es responsabilidad del portugués. Un ser huraño, convencido de que, con antipatía, respuestas inamenas a la prensa y, “cara fechada” (mal encarado), es suficiente para ser un buen técnico. Ninguna de las anteriores Pedrito, el éxito es con trabajo, sabiduría y conocimiento. Los equipos grandes, de historia y jerarquía, no están para pasantías, ni para complementar conocimientos a aprendices. Ni en este continente sus habitantes portamos taparrabos.

El 1.492 vinieron a quitárnoslos, a colonizarnos y, a ellos un día los sacamos tallados de estas tierras. De modo que la equivocación fue como se dice popularmente: “De cabo a rabo”. Dicen que los errores se pagan con dinero y que aprender cuesta. Ojalá la lección haya sido asimilada y que la enmienda regrese la fe a la hinchada americana.

POR LO MENOS ASÍ… LO VEO YO.