america campeon19

Foto: Dimayor

Por: Felipe Montezuma

Con un marco de más de 38 mil almas en el Pascual Guerrero, el equipo del pueblo disputaba una final después de 11 años, nadie se la quería perder. Su hinchada pagó boletas a 300.000 mil pesos, todo se justificaba porque su amada mechita podría ganar la estrella 14. La fiesta en el estadio era completa.

Salieron los equipos al terreno de juego, el humo rojo no se hizo esperar, ese humo rojo que se lanza en el Pascual, es el mismo humo que cuando se hace presente ya uno se imagina que se trata de algo grande, que la gloria del conjunto escarlata se ve venir, que se trata de un partido importante.

En contra de lo que muchos pensaban, América salió a buscar el partido desde el minuto 0, a ofender futbolísticamente hablando a Junior de Barranquilla que lo veía venir. Duván Vergara empezó a encarar; como diciendo “dámela a mi”, similar al “Nacho dámela a mi” que le dijo Juan Fernando Quintero a Ignacio Fernández en la final de la Copa Libertadores que River Plate le ganó a Boca Junior en el Santiago Bernabéu.

En el minuto 17 llegó el premio, el estadio explotó. Duván Vergara desbordó, Michael Rangel cabeceó y Sebastián Viera introdujo el balón en su mismo arco después de un rebote en su espalda. Junior no reaccionaba, tenía ataques esporádicos protagonizados por el venezolano Edwin Cetré. América seguía al frente, fiel al aliento de su hinchada.

El segundo tanto llegó al minuto 73, Rafael Carrascal culmino una jugada colectiva de América, una jugada brillante en la que incluso Edwin Velasco se atrevió a llegar hasta línea de fondo y tirar el “pase de la muerte” como el mejor de los laterales brasileños. Teófilo Gutiérrez no aparecía, Luis Paz se comía la mitad de la cancha, la estrella 14 ya se alcanzaba a vislumbrar.

El segundo tiempo fue diferente, Junior cogió el balón e intentó vulnerar la defensa del equipo local, no pudo, no iba a poder. Los escarlatas se defendieron bien, como en la mayoría del campeonato. El equipo tiburón no se encontraba y sus jugadores empezaron a caer en la impotencia, a ir directamente a golpear a sus contrincantes. En el minuto 80 fue expulsado Marlon Piedrahita.

El estadio empezó a temblar, se sentía la pasión de un pueblo que estuvo guardada durante 11 años y que ahora salía a relucir en San Fernando. Los jugadores aguantaron los malos momentos; los dirigentes aguantaron los malos momentos, su hinchada aguantó cinco años en la categoría B. La espera parecía larga, cinco minutos de adición. Wilmar Roldán pitó el final del partido y la espera terminó. América campeón. Empezó la Feria de Cali.

El dato: Alexandre Guimarães, se convirtió en el primer técnico extrajero en entregarle un título al conjunto escarlata. Además fue campeón en su debút como director en el fútbol sudamericano.

Página 1 de 3580