despedidapolilla1

Foto: americadecali.co

Así lo expresó Jorge “polilla” Da Silva en diálogo con Marino Millán. El técnico uruguayo aceptó su inconformidad por el efímero paso como entrenador de América de Cali y enumeró los obstáculos que enfrentó su proyecto, para alcanzar buenos resultados.

AUDIO: Jorge “polilla” Da Silva invitado en De Taquito con Marino

Da Silva reconoció que su regreso a Cali para la temporada 2018 estuvo impulsado por el corazón y no por la razón. Agregó que fue muy complicado lidiar con la mala relación entre directivos y jugadores.

También fue enfático en afirmar que, aunque aceptó a cada uno de los integrantes de la nómina que conformó, no fue lo que él sugirió exactamente, pero ante la premura de tener el equipo listo y la falta de opciones, no fue posible cumplir con su expectativa para trabajar durante el 2018.

“La hinchada de América quiere ver al equipo peleando campeonatos, buscando títulos, pero si no se invierte y no se traen jugadores acordes a lo que es la institución, es muy difícil de lograr. América hoy está muy lejos de ser lo que la hinchada quiere”

LO MÁS DESTACADO

"No era el momento de salir. Cuando fui a América, lo hice con la intención de tener un proyecto a largo plazo. El primer objetivo era salvar la categoría. Me dolió salir así del equipo"

"Me fui porque no encontré el respaldo necesario para trabajar con tranquilidad. Luego hubo una serie de inconvenientes y un ambiente muy difícil para trabajar"

"Mi gran error fue aceptar continuar en el club cuando no se cumplían las condiciones para trabajar. Sobre los jugadores que llegaron, se hizo una lista que no fue posible cumplir y por la cercanía de los torneos se armó un equipo que se aproximara a esa idea"

"Estaba conforme con el equipo, había buena respuesta de los jugadores. No hubo ningún problema o acto de indisciplina, soy muy exigente en ese sentido y éramos conscientes de la responsabilidad que teníamos con un equipo como América"

"Antes de continuar estaba muy preocupado porque a pocos días de regresar a Cali, aún no se había concretado la nómina. Pero me dejé llevar más por el corazón que por la razón y el amor que tengo por América"

"El equipo funcionó en la Copa Fox, pero después el ambiente se volvió muy tenso. Había muy mala relación entre directivos y jugadores, lo que se convirtió en una situación desgastante porque había que solucionar problemas a diario"

"Los problemas entre directivos y jugadores empezaron por los premios de cada torneo que se disputaba, Desde ahí empezó a desgastarse esa relación. Luego el equipo no rendía lo mismo y la situación se volvió muy complicada"

Página 1 de 3533